Tipos de navegación II

Escrito por  //  5 diciembre, 2010  //  Artículos  //  Sin comentarios

RS700 en planeoNavegación en planeo. Efectivamente en esta modalidad de navegación avanzamos “sobre” el agua, tal como lo hace por ejemplo un esquí o una tabla de windsurf, deslizando por la superficie sin desplazar agua; en tales condiciones la eslora de nuestro barco ya no determina la velocidad máxima que podemos alcanzar. Actualmente todos los veleros de nueva generación se diseñan para alcanzar el planeo lo antes posible incluso con vientos relativamente débiles. Uno de los elementos fundamentales que, junto al diseño del casco, incorporan estos nuevos veleros a fin de facilitar el planeo, es el spi asimétrico o genaker. Esta vela, no sólo multiplica la superficie expuesta al viento si no que además tira hacia arriba del botalón al que va amurado, sacando literalmente la proa del agua y dejando el barco apoyado en la parte trasera del barco, cuyo diseño es portante, ancho y plano, a fin de conseguir una máxima sustentación y dificultar que se meta “dentro” del agua. Con el tiempo aprenderemos a mantener nuestra embarcación en planeo constante incluso durante las viradas en redondo. Sin embargo, hay embarcaciones que no necesitan de un asimétrico para alcanzar el planeo ya que son capaces de planear incluso en ceñida. Son los que conocemos como “skiffs”.
La navegación por planeo proporciona máximas sensaciones a la tripulación y de hecho, por muy sorprenderte que pueda parecer, se alcanzan velocidades muy superiores a la del viento que pueda estar soplando. Una vez alcanzado el planeo, el juego consiste en mantenerlo sin permitir que el barco vuelva a meterse en el agua. Para ello jugaremos constantemente con el ángulo y la presión del viento sobre la vela. Una vez desarrollemos la habilidad para planear nos haremos adictos a esa sensación hilarante que buscaremos incesantemente siempre que salgamos a navegar.

La navegación con hidrofoils. Los hidrofoils son unos planos de sustentación que funcionan de manera parecida a las alas de un avión. De la misma manera que a partir de una cierta velocidad las alas de un avión son capaces de crear la sustentación necesaria para arrancar el avión del suelo y mantenerlo flotando en el aire, los hidrofoils pueden – a partir de una cierta velocidad – sacar un barco del agua y mantenerlo completamente fuera apoyado únicamente en esos planos de sustentación. La resistencia hidrodinámica se reduce al mínimo y se alcanzan altas velocidades con poco consumo de energía. Hoy día existen grandes barcos tanto de carga como de pasajeros con hidrofoils. También existen prototipos de esquís y tablas de wake board con hidrofoils. En vela ligera son cada vez más populares las clases como International Moth, RS600 FF o Bladerider. Los foils se aplican igualmente a catamaranes y trimaranes.

Escribe tu comentario

comm comm comm